DE MATERIA MÉDICA

EL MÉDICO DEBE SER EL AUXILIAR DE LA NATURALEZA, NO SU ENEMIGO (Paracelso)

WDL.ORG

Dioscórides fue un galeno griego que vivió en el siglo I, quien practicó la medicina, la botánica y la farmacia en los ejércitos de Nerón. Gracias a esto pudo viajar y conocer técnicas de sanación militar, así como el uso de gran número de hierbas que no eran utilizadas entonces por romanos ni griegos. Sus conocimientos los plasmó en cinco libros, a los que se añade un sexto apócrifo que, a pesar de llevar el título en latín, fueron escritos en griego. Se trata de la farmacopea llamada “De materia médica”, la cual fue uno obra muy importante entre los médicos durante siglos.

La Biblioteca Nacional de España conserva una traducción en vitela, que fue un regalo para el entonces príncipe Felipe II. Esta traducción al castellano la realizó el médico del papa Julio II, Andrés Laguna y publicada en 1555 por Juan Latio. La obra original se vio enriquecida por las aportaciones del traductor, dando lugar a una obra monumental con más de 600 imágenes de animales y plantas susceptibles de ser usados para uso médico. Los grabados incluyen también sus correspondientes nombres en diversos idiomas, lo que contribuyó a enriquecer la lengua castellana al introducir términos para los que no había equivalencia.

Anteriormente, en el siglo X, en tiempos de Abderramán III, fue traducida al árabe. Posteriormente, en el siglo XIII, la escuela de traductores de Toledo la trasladó al latín. Y no fue hasta 1518 que el unificador de la gramática española, Juan de Nebrija, la imprimió por primera vez en castellano.

LA PARTIDA SE JUEGA EN ASIA

EL JADE NECESITA SER TALLADO POR UNA GEMA. Proverbio Chino

El mundo está cambiando, y esto lo sabemos bien en Europa y en EEUU, donde la clase media es cada vez menor y está ligada a los puestos de seguridad que da el depender de la Administración. Es todo lo contrario de lo que ocurre en la India y en China, donde esta clase social crece sin cesar y hace que dichos países lideren el pago por móvil, el uso de las redes sociales y la utilización de la banda ancha por encima ya de los EEUU.

Mientras las empresas europeas y norteamericanas son cada vez más pequeñas y dependientes de los mercados asiáticos, en China y la India creen, al encontrarse con un mercado cercano joven y numeroso; y con una clase media floreciente. Una buena medida de este crecimiento lo dan las patentes: en el año 2016 crecieron en la India un 7% y en China un 72% respectivamente más que en los EEUU. A todo esto le acompaña que la mitad de la población mundial se encuentra extendida entre el Medio Oriente y el Lejano Oriente

Los chinos está apostando decididamente por la tecnología Blockchain, y para ello están potenciando que el uso de su criptomoneda oficial DCEP esté presente en las transacciones económicas de las principales ciudades del país. Para ello, han recurrido a sus cuatro principales bancos y a sus mayores empresas. Serán ellos los encargados de hacerla operativa en las zonas de mayor impacto de la nación.

Se trata de países muy competitivos, con una cualificación técnica elevada y una mano de obra barata, lo que les permite fabricar cualquier cosa. Los gobiernos agradecen y facilitan la entrada de capital extranjero, muestra de ello lo da que la bolsa de de Valores de Shanghai (China) y de Hong Kong son la cuarta y la quinta mayores del mundo respectivamente, detrás de la de Tokio, el NASDAQ y la de New York. A China y a la India le acompañan otros países altamente desarrollados conocidos como los Tigres Asiáticos: Hong Kong, Singapur, Corea del Sur y Taiwán.

LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

MIENTRAS LOS NECIOS DECIDEN, LOS INTELIGENTES DELIBERAN de Plutarco

La inteligencia artificial la tenemos en la sopa que comemos y ya forma parte de nuestras vidas. De hecho, hay muy pocas cosas que podamos hacer sin que intervenga. Está presente en los procesos de fabricación, la distribución de los productos, en los patrones de compra de los consumidores y el márquetin de las empresas. Ha sido la gran protagonista de la evolución tecnológica de los últimos tiempos gracias al Big Data, a los análisis de la información y al Machine Learning (máquinas que aprenden).

A través de la minería de datos y su posterior análisis es posible detectar y prevenir tendencias que se convertirán en el presente de manera rápida. Esto permite a quien haga uso de estas fuentes de información colocarse en lugares privilegiados de negocio. Quizás tanto uso de datos pueda estar mediatizado por cuestiones poco éticas, como la geolocalización de la personas sin su permiso. No tardaremos en ver cómo se desarrollarán nuevas aplicaciones que traten de proteger al individuo, convirtiendo este problema en una nueva fuente de negocio.

La inteligencia artificial, con la ayuda de la Machine Learning, logrará fortalecer los modelos predictivos que permitan conocer los diferentes comportamientos del público. En consecuencia, las empresas establecerán políticas de ventas y de márquetin para lograr datos precisos y, de ese modo, posicionarse con las tendencias. Hasta ahora a muchas organizaciones les bastaba con fabricar o realizar un servicio, venderlo y cobrarlo, sin más. La cosa ha cambiado, ya no es tan sencillo: el mercado impone unas pautas y una complejidad en las que no caben medias tintas. Hay que estar con la inteligencia artificial, sí o sí. Y los consumidores y al Estado: estar vigilantes por la calidad de los datos exigiendo auditorías imparciales antes de su aplicación; porque está comprobado: los algoritmos no discriminan lo suficiente y penalizan a quien no sea varón y de raza blanca (precisamente porque sobre ellos poseen más información).

EL DISEÑO DE LAS CIUDADES

PARA CREAR, UNO ANTES DEBE DE CUESTIONARLO TODO de  Eileen Gray.

El diseño de las ciudades está lejos de ser un lugar placentero en el que los niños jueguen libremente por los espacios, o en el que las personas puedan pasear sin tener que estar pendientes de la circulación, o donde haya lugares de descanso en un entorno natural. Las ciudades son hostiles para sus habitantes, y se han reducido al asfalto de las vías públicas y al hormigón de los parques, por aquello de la eficiencia y el ahorro de costes.

Los arquitectos han creado entornos muy poco amables, donde el vivir se limita al correr, como pollos sin cabeza, por lugares muy poco sostenibles con el medio ambiente y que no contribuyen a reducir nuestra huella de carbono en la atmósfera. El diseño de las ciudades y la forma en la que éstas se regulan, con trazos rectos y rectangulares, responden a la eficiencia de la distribución de mercancías y al desplazamiento de vehículos y personas, con sus horarios de reparto, aparcamiento y de transportes. Parece estar pensado para que el mecanismo productivo continúe y para que no se rompa la cadena de distribución de personas y artículos.

Las ciudades están diseñadas para que el sector servicios siga produciendo y para que los trabajadores y consumidores puedan acceder a unos transportes rápidos. Los equipamientos de ocio y desarrollo del tiempo libre se reducen a lugares en los que se mercantiliza la cultura, dejando muy poco espacio para la calma y el sosiego. Parece que hemos somatizado que el correr, el consumir y el producir forma parte de nuestro aparato biológico, cuando no tiene por qué ser así con otro tipo de planteamiento de urbanismo.

Un ciudad amable con las personas debiera responder a las necesidades que tenemos de cuidarnos, y de hacerlo siendo sostenibles con el respeto al medio ambiente. Debiéramos vivir en espacios que primen el cuidado de los niños, de las personas dependientes y vulnerables, de los ancianos, de la salud, del ocio creativo dentro de entornos naturales y con equipamientos realizados a escala humana.

LA VIDA ES UN ESPECTÁCULO

EL SHOW DEBE CONTINUAR de la película Mouling Rouge

Fuente: segurcorazon.com

Calderón de la Barca tituló una obra suya como “La vida es sueño”. Hoy posiblemente hubiera escogido la “vida es un espectáculo”; que es, a la postre, a lo que se ha reducido nuestro vivir. La clase, y digo bien: clase política, nos despierta cada día con nuevas charlotadas que se superan con el paso del día. La cosa va de a ver quién dice la mayor barbaridad y de cómo podemos llamar la atención de los espectadores votantes.

Los medios de comunicación y audiovisuales se rompen la cabeza para sorprender con el más difícil todavía, que dirían en el circo. Y ahí están, ofreciéndonos la vida privada de los personajes mediáticos, haciendo entrevistas que menoscaban la dignidad de las personas y mostrando imágenes que debieran molestar a cualquier persona inteligente. No importan los destrozos que ocasionen, porque el espectáculo debe continuar.

Uno se sonroja y duda de la buena fe de tanto eclesiástico cuando les oye mentir descaradamente desde el púlpito al mismo tiempo que le rezan a su dios. Tanta patochada aguantará sus actos de fe, pero no la razón. Así se nos va la vida, aguantando a equilibristas y domadores de fieras que nos ofrecen espectáculos bochornosos todos los días para el regocijo del personal.

Se nos decía que el fútbol era el pan y circo actual con el que se mantenía entretenida a la gente. El espectáculo ha superado los espacios de ocio para instalarse en todos los ámbitos de la vida. La sangre y la indignidad caminan de la mano para el entretenimiento y pasatiempo del espectador, que permanece así expectante a la nueva elevación del listón de la mediocridad. No importa que la puesta en escena sea zafia y ramplona, porque lo importante es que supere lo insuperable, para llamar la atención. Sin más.

El AGUA COTIZA EN EL MERCADO DE FUTUROS.

EL AGUA SUCIA NO PUEDE LAVARSE (Proverbio africano)

fuente: pinterest.es

Los chicos de Wall Street no tenían suficiente con especular con los productos de primera necesidad. Les va la marcha, y han decidido poner en práctica algo similar al Nasdaq Veles California Water Index. Este índice, que comenzó a funcionar en octubre de 2018 en California, constituye su referente. Pero no se trata de comprar y vender el agua, que en muchos países es un bien común y de derecho público. Lo que estos chicos pretenden es especular con los derechos, es decir: si un agricultor no va a necesitar los derechos que posee del agua para regar, los puede vender para que sea otra persona quien los disfrute. Esto ha sido práctica habitual entre agricultores locales, a pequeña escala y de la misma cuenca fluvial.

Sin embargo, el problema surge cuando alguien instalado en un rascacielos y detrás de un ordenador se pone a comprar y vender unos derechos a lo grande, sobre los que no sabe nada. Algo similar ocurrió cuando estos chicos comenzaron a especular con el trigo y el arroz. El resultado es que alteran los precios de estos productos de primera necesidad sin importarles los ingresos de los agricultores o si podrían ser pagados por los más pobres. Lo suyo es ganar una pasta gansa aunque se condene a la hambruna a quienes no pueden pagar los céntimos de más con los que ellos especulan.

Es cuestionable que se haga negocio de unos derechos que son de uso público y sobre un producto que la Naturaleza da gratis. Estas prácticas pueden llegar a producir situaciones ridículas pero lucrativas, como por ejemplo que se compren derechos de una cuenca con caudal y se vendan para otra cuenca que no lo posee. De la misma forma, se podrían vender más derechos de agua de los que realmente dispone la cuenca fluvial.

Estas prácticas llevadas a gran escala, que llegarán, pueden condicionar los cultivos, la recarga de acuíferos y la vida vegetal y animal de los ríos, porque quien dispone de los derechos posee una herramienta determinante sobre lo mencionado. Todo parece indicar que el hecho de que el agua cotice en el mercado de futuros supone dejar un recurso tan importante para la vida en unas manos más preocupadas por la especulación que por el bien común.

IDEAS Y CONDICIONES DEL POPULISMO

EL POPULISMO AMA TANTO A LOS POBRES QUE LOS MULTIPLICA de M. Grondona

FUNDEU.ES

Por una serie de razones, que no es objeto de este artículo, los conceptos de derecha e izquierda se han diluido y ya no quedan tan claros. El terreno de las ideas se ha mezclado y algunos han encontrado una tercera vía para encarnar la voluntad del pueblo. Son los mismos que interpretan y hablan en nombre de la ciudadanía aunque sus ideas vayan por otro lado. Normalmente, se presentan como garantes ante las problemas generados por la globalización y las sucesivas crisis económicas en forma de deslocalización de empresas, precariedad laboral, emigración no deseada, déficits públicos excesivamente altos, trabajadores poco formados, etc. Es por ello que surgen cuando a los gobiernos se les acumulan problemas de difícil solución.

Y como en este patio habita mucho salva patrias, ahí van algunas ideas para reconocer a un político populista, que “haberlos, hailos” a manta:

-Ofrecen soluciones fáciles a problemas complejos dirigiéndose a la población desesperanzada y necesitada de remedios inmediatos a sus males.

-Contraponen la pureza y buenismo de lo propio ante lo pernicioso de los de fuera.

-Su lenguaje es mayestático y usan del abismo y de lo apocalíptico.

-El líder se presenta como un mesías que tiene soluciones, y para ello usará de un discurso de protesta generalizado. Su personalismo pretende encarnar la voluntad de un pueblo al que no consultará.

-En vez de valerse de los resortes que proporciona el sistema democrático (comisiones parlamentarias, acuerdos de gobierno…) hará uso de los plebiscitos para gobernar. Su objetivo último es mandar.

-No llegará acuerdos y descalificará al oponente con términos alarmistas y lo hará culpable de todo. Necesitará excluir al oponente usando discursos y políticas radicales.

-Suscitará emociones patrióticas y las vehiculizará mediante mitos.

Bueno, pues ya está. Y no lo olviden: lo bueno no abunda.

LA ETICA EN LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Fuente: :filco.es

LA RELATIVIDAD APLICA PARA LA FÍSICA, NO PARA LA ÉTICA. -Albert Einstein.

La inteligencia artificial y los sistema cognitivos aplicados a la informática está trayendo, y se incrementará en el futuro, a nuevos proyectos empresariales que intervienen en el mercado con nuevas normas de funcionamiento. Hasta ahora, las relaciones entre las personas han sido fundamentalmente analógicas pero ahora el nuevo jugador es digital y aprende comportamientos humanos para los que la ética convencional no tiene una respuesta definida.

Hasta el presente los principios universales de la ética eran:

Respeto a la dignidad de la persona por el simple hecho de serlo.

Justicia, que se resumía en cumplir las leyes y normas que nos hemos dado.

No realizar actos que generen mas daños que beneficios.

Trabajar a beneficio del más necesitado.

Primar la autonomía de las personas y no erosionar su voluntad para llevarlo a término.

Data Intelligence en Paradigma Digital ha reflexionado sobre ello y ha añadido otros 5 principios expecíficos de buenas prácticas para el apartado de la informática:

– “Desarrollo de una Inteligencia artificial justa y libre de perjuicios. Para ello, es necesario asegurarse de no usar conjuntos de datos sesgados y controlar la posible discriminación algorítmica utilizando métricas avaladas por expertos humanos”.

– “Cumplir y ayudar a cumplir”. Para ello “garantiza que el desarrollo del software está siempre de acuerdo con las normas legislativas y estándares de la industria. Y también se compromete a ayudar a los clientes en la estimación y evaluación de las posibles consecuencias negativas y positivas de la implantación de sistemas autónomos en sus grupos de interés y en la sociedad en su conjunto”

– “Conocer el algoritmo y hacerlo transparente”.

– “Los sistemas inteligentes no deben corromper la privacidad de ninguna persona y deben funcionar de forma segura”.

– “Persigue e incentiva que los sistemas de inteligencia artificial altamente autónomos estén alineados con valores y comportamientos humanos, siendo compatibles con los ideales de dignidad humana, derechos, libertades y diversidad cultural”.

Fuente: computing.es

LA ERA POSCOVID

EL DÍA PRECEDENTE ENSEÑA AL QUE SIGUE de Pindaro

iagua.es

A uno le gusta imaginar, y en este caso, cómo será la nueva realidad en la sociedades desarrolladas, cuando remita la pandemia del Covid. Como me lo tomo como un reto, ahí va lo que pienso:

El factor mano de obra se abaratará, porque las empresas podrán contratar talento en cualquier parte del mundo gracias a plataformas como Linkedin. Ello traerá consigo que posean trabajo solamente los “imprescindibles”. El resto serán trabajadores de “usar y tirar”. Con el fin de parar la avalancha de reclamaciones y por la paz social se impondrá el salario mínimo universal. Vamos, que todos cobraremos algo por el hecho se haber nacido. Suena bien pero es perverso.

El teletrabajo será práctica habitual. Será malo, porque alejará al trabajador de la empresa y a la larga producirá un descenso de los sueldos, ayudado por unos tipos de interés en mínimos y una inflación muy baja. La parte buena es que fomentará la igualdad entre hombres de mujeres.

Los viajes de negocios disminuirán, ya que plataformas como Teams o Zoom ayudarán a trabajar en equipo desde la lejanía. Tendrá como bueno que parte de la población no necesitará vivir cerca de su lugar de trabajo y podrá buscar acomodos más cercanos al campo, presionando para que disminuya el precio de las viviendas en las ciudades.

La disminución de los viajes y el aumento del teletrabajo ocasionará que se modifiquen los horarios y las jornadas de trabajo. Aumentará la eficacia, porque las paradas para comer y los desplazamientos serán más racionales. Los empresarios buscarán la automatización de los procesos y la Inteligencia Artificial para abaratar los costos de personal.

Muchos comercios y servicios cerrarán porque gran parte de las compras se harán en remoto. La digitalización y las Fintech presionarán para que se cierren sucursales bancarias y se realice una concentración del sector. Algunos sectores de la economía copiarán el sistema de Amazon. El sector del taxi y de los hoteles deberá digitalizarse y encontrar su sitio en Internet ante los grandes competidores como son las plataformas Uber o Bla bla car.

El Covid nos ha enseñado que los médicos virtuales han llegado para quedarse y que fiaremos nuestra salud a plataformas digitales. Por otra parte, hemos entendido que el planeta no aguanta tanta porquería, e iremos hacia una sociedad más eficiente energéticamente y que cuide la huella de carbono que depositamos en la atmosfera.

Económicamente conoceremos unos tipos de interés bajos durante mucho tiempo, dado que todas las medidas señaladas son antiinflacionistas. Los gobiernos verán cómo se pueden financiar a tipos reducidos y aumentarán la deuda pública para establecer políticas que contenten a las trabajadores de “usar y tirar”. Para pagar la deuda se recurrirá a un aumento de la recaudación vía impositiva.

Los trabajadores, a la hora de decantase por una empresa, deberán olvidarse de los sueldos y de los horarios laborales y prestar más a tención al sector en que desarrollan su actividad, en qué es diferente con respecto a sus competidores y a su flujo de caja.