Skip navigation


CÁNTARO VACÍO CON SÓLO AIRE HACE RUIDO. Popular

Dice el refrán que no hay más tonto que el que no quiere ver; en este caso, escuchar. Y como se trata de evitar que se oigan los pitidos al himno nacional de España en la final de la Copa de Fútbol, la Real Federación de lo mismo, por aquello del realengo a que hace honor su nombre, ha decidido que durante el tiempo que éste dure los asistentes al encuentro estarán sometidos a 100.000 watios de potencia que, puestos en el oído de cada uno, vienen a ser unos 130 decibelios. Con ello se pretende evitar lo que muchos ya sabemos, pero no es conveniente que se vea, perdón se oiga.

Que si no queréis el himno, pues tomad taza y media, ha debido de pensar alguno. Lo cierto es que quien mejor lo tiene para no escuchar es Su Majestad. Le basta con quitarse el audífono que lleva. Pero claro, no parece lo más adecuado cuando lo que allí va a hondear es una bandera impuesta por un general golpista, que además dejó como legado un himno y una letra -aunque ahora algunos la nieguen- que tiene mucho de falangista. Por otra parte, entre los asistentes, todos ellos en alguna medida contribuyentes, se va a producir la paradoja de que el único de todos ellos que va a cobrar una pasta gansa sin dar cuentas al fisco es Su Majestad, quien por aquello del audífono no oye a quienes le reclaman que dé explicaciones sobre en qué se gasta los cuartos.

Con la música elevada al volumen del umbral del dolor se pretende silenciar los desaires a un mantenido que se dirá que no gobierna, pero vive como un rey; que por cierto, no fue elegido en ningunas elecciones ni se sometió nunca al refrendo de las hurnas, aunque luego se pasea por el mundo ufanándose de estar a la cabeza de un país democrático en el cual se puede ejercer sin trabas la libertad de expresión. No se trata de volver a instaurar el himno de Riego, faltaría más, pero quizás al patriarca de los Borbones no le venga mal escuchar que no todo en esta vida pueden ser parabienes y besamanos, y más cuando en este país de tantas fatigas Su Majestad se sitúa constitucionalmente por encima del bien y del mal. O sea, como dios.

4 Comments

  1. Camuflar los pitos elevando el audio hasta límites casi dañinos es poner paños calientes a una falta de respeto.
    En todos los países, sea el tuyo propio u otro, respetan los himnos… nosotros somos de pandereta.

    Un abrazo

  2. Más que una falta de respeto al himno, es un mensaje “directo” a la figura del Rey. Yo soy abolutamente ” anti-monarquía “. Me parece que algo que funcionaba en la Edad Media, no lo hace en el S.XXI y lo anularía. Lo aboliría…pero manifestaría esta opinión en un Referendum (p.e) al respecto y no me pondría a silbar en un acontecimiento deportivo, en lo que lo importante es el deporte y no la política ( y temas afines).Ahora bien, que yo no lo haga no quiere decir que no respete que , los que quieran, sí lo hagan…
    Y, claro, esto de poner el himno a un volumen anormalmente alto, me parece una provocación que lo que hará es que se haga más evidente lo que se quería evitar…
    Va con el cargo, Majestad.
    Y ya que estoy, Visca el Barça!!!
    Un abrazo, Arístides

  3. Me vais a perdonar pero me parece tan estúpido subir el audio para apagar voces que ir a una final de “La Copa del Rey” a alzar la voz para apagar la Corona.

    ¿Y esto del fútbol no era un deporte?

  4. Amigos, se os olvida que Su Majestad el Rey de España es más que una persona, es una institución que representa a la totalidad de los españoles. Al silvar y enseñar el culo y hacer semejantes payasadas, los hijos de puta que lo hicieron nos faltaron el respeto a todos, a ellos mismos incluídos; pero son tan analfabetos e incultos que no saben ni a qué coño pitaban.

    Es una lástima, y me embarga el estupor, comprobar que esa puta juventud de dedica a bailarle el agua a sus politicuchos… en lugar de rebelarse contra los que verdaderamente nos tienen subyugados bajo la tiranía del despotismo y la corrupción.

    Por favor, que nadie piense que soy monárquico, porque no lo soy. Yo considero que la República es el mejor modo de gobierno… pero en España somos tan cainitas y desgraciados, que cada vez que la tuvimos la cagamos a base de bien. Que no se engañe nadie, el día en que volvamos a tenerla, que la tendremos, será el principio del fin… tiempo al tiempo. Y lo peor de todo es que los hijos de la gran puta que lo están montando todo y que lo están liando todo se irán de rositas, como siempre lo hicieron, mientras que el resto nos jodemos vivos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: