Skip navigation


LAS FLORES A LAS PERSONAS CIERTOS EJEMPLOS LES DEN;
QUE PUEDE SER YERMO HOY EL QUE FUE JARDÍN AYER. De Góngora.

Libia tiene un jardín en pleno desierto del Sahara. Sobre su existencia no se interesan los medios de comunicación, más centrados en contarnos la guerra civil interna o el alza de los precios del petróleo como consecuencia de ella. En 1967, la compañía Occidental Petroleum descubrió, por casualidad, cuando se hallaba realizando unas prospecciones en busca de petróleo, uno de los lagos subterráneos de agua dulce más voluminosos del mundo. Tres años más tarde el gobierno nacionalizó el acuífero de Kufra con el objeto de llevar el agua a las grandes ciudades del país y hacer de Libia un Estado autosuficiente en cereales.

Por medio de pozos artesanales y unas regaderas gigantes de 565 metros han conseguido campos circulares de un diámetro superior al kilómetro (ver foto). Se da la paradoja de que, siendo este país yermo en el 98% de su territorio, cuenta en el sur con cuatro acuíferos subterráneos (el yacimiento de Kufra, Sirt, Morzuk y Hamada), en los que hay 35.000 kilómetros cúbicos de agua potable procedentes de una corriente subterránea del Nilo. De hecho, desde 1980 el Estado libio lleva construyendo un acueducto de 4000 kms, que llevará el agua a través del desierto, con los recursos financieros del propio país.

El proyecto consta de cinco fases, de las que ya se han ejecutado dos, con un volumen de agua superior a los 450 millones de metros cúbicos al año. De esta obra gigantesca y de su importancia, si le acompaña una gestión eficiente de los recursos hídricos, no han informado los medios de noticias interesados por la guerra civil que asola al país. Por contra, quienes han reaccionado rápido han sido los especuladores, incrementando al alza los precios del petróleo por el temor a que su escasez pueda repercutir sobre las economías occidentales.

La importancia de los acuíferos y la magnitud de sus cultivos es tal, que las manchas circulares de color verde en pleno desierto pueden ser obvervadas desde el espacio. Desde allí se ven como cráteres, motivo por el cual se puso el nombre de Kufra a algunos de los que los astrónomos obvervan desde la Tierra en Marte.

5 Comments

  1. El proyecto es impresionante. La paradoja de que existan esos depósitos de agua en una de las zonas más secas del planeta, increíble. El silencio de los medios, impresentable.

    El conjunto parece más fantasía que realidad. Una vez más, la ficción ha sido superada.

    Saludos.

  2. Hola Arístides!!!!

    Muy interesante el proyecto libio. El “agua en el desierto” es una de las máximas utopías y, cómo dice Alan ( Hola!), la realidad supera la ficción.

    Me alegra que estés de vuelta.
    Un abrazo.

  3. Me he quedado bastante inquieto porque la caracteristica principal de un desierto es que no tiene nubes y si no tiene nubes no llueve ¿De donde demonios salen esos acuiferos subterraneos?

  4. Siempre me ha llamado la atención el hecho de como son capaces los hombres que viven en el desierto, de hacer estos espacios llenos de agua y vegetación. Si pueden hacer estas maravillas, ¿como es posible que malgasten su inteligencia y energía en hacer la guerra?
    Esa es la eterna cuestión.
    Chao
    Ana

  5. ¿Que pasa? ¿Ya estamos otra vez con alergia a la tecnologia y no queremos apretar teclitas para escribir artículo?

    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Vamos !!!!!!!!!!!!! No te hagas el remolón.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: