Skip navigation


NUESTRA CABEZA ES REDONDA PARA PERMITIR AL PENSAMIENTO CAMBIAR DE DIRECCIÓN. F. Picabea

Asistimos impasibles a una televisión basura que, a juicio de los responsables que la emiten, responde a las demandas del mercado. Al consumidor le gustan las altas dosis de cotilleo y de escándalo aunque sea de antemano convenientemente preparado. Lo mismo pasa con la comida. Nos gusta fuerte, grasienta, que transmita sensaciones organolépticas peculiares, aunque luego reconozcamos que dietéticamante es una basura.

Los responsables de marketing conocen bien los gustos de la población y no dudan en aderezar noticieros y programas televisivos como si de comida rápida y mal condimentada se tratara. El caso es satisfacer el apetito insaciable de los consumidores a costa de colesterol, ácido úrico o estrecheces mentales en la parrilla (me encanta el término) televisiva.

Es así, lo asumimos y lo damos por bueno. Pero cuando eso ocurre con políticos y las políticas basura que desarrollan, surge otro cantar. Quienes se manifiesten en contra de estos buscadores de votos que les reporten poder serán duramente criticados y además pasarán a ser considerados “antisistema”, “antisociales” o “marginales”. La cosa funciona así. En un solar en que la mayoría de los políticos puede tener la consideración de basura no hay crítica social que influya en contra de ellos y su descaro.

La política nacional se está convirtiendo en una bazofia tan mala como lo pudiera ser la comida basura, y los esperpentos políticos que se pasean por el ruedo ibérico dan para muchos programas televisivos como Gran Hermano, pudiendo competir alegremente con tipos como Belén Esteban. Al final resulta que el sistema -éste, el democrático- no es más que un gran mercado en el que todo se vende y para ello hay que aderezar el producto con grandes dosis de estímulos dirigidos al consumo.

Quienes preferimos llevarnos un buen bocadillo de casa a comer del catering del avión o quienes disfrutamos con la dialéctica reposada de las ideas o con la oratoria meditada y correctamente esgrimida de los ponentes, también quisiéramos unos políticos a la altura de los sueldos que cobran y de las prebendas de que disfrutan, pero con la inteligencia y el buen hacer como enseña. Mientras tanto prefiero tener la consideración de “antisistema” y apartarme de ciertas prácticas que terminan en cirrosis y locura colectiva.

2 Comments

  1. Me parece que los políticos, con sus actuaciones y decisiones, también colaboran en la TV basura, al más puro estilo Gran Hermano y engendros de este tipo.

    Un saludo

  2. No es cierto que las politicas televisivas vayan buscando maximas audiencias. Es un error en el que caemos constantemente.

    La televisión, como cualquier otra empresa, busca la rentabilidad. Así, el dinero que telecinco ganó con el mundial fue menor al que tuvo que invertir por lo que, por mucha audiencia que tuviera, no es un programa que deba tenerse en cartera.

    En cambio, un programa como gran hermano te llena toda la parrilla televisiva por lo que, aunque sea un asco y aunque bajaran las audiencias, seria terriblemente rentable por lo que es un programa a tener en cartera.

    En politica pasa igual. Pensamos que los politicos defienden ideas pero es mentira, defienden y buscan parcelas de votos. Un politico puede defender una idea aunque no crea en ella y adaptarla a los ideales del partido, sin con ello obtiene una buena cantidad de votos.

    Por esa razón, en política no se buscan buenos gestores sino que se buscan personas que tengan cierta capacidad de oratoria, puro marketing y populismo en el que solo se cae cuando consideras a tu propio pueblo como una pandilla de ignorantes.

    Luego está el poder económico (financiero y empresarial) y el mediatico, que financia campañas electorales y lavados de imagen, pero eso tiene un precio, porque no costaria ningún trabajo gobernar buscando salvaguardar el interes general.

    Cada vez somos más el numero de ignorantes de lo que pasa y cada vez nos ponen mas dificil enterarnos de la misa la mitad ¿Quien recuerda o sabe lo que dijo la comisaria Reding de la Presidencia de la Union Europea española? Lo unico que ayuda es la cantidad de hombres de paja que ponen a firmar lo que ellos nunca firmarian y para eso, en el poder politico tienen que existir personas tan ignorantes como ambiciosas.

    La democracia no es un sistema perfecto, aunque si el mejor de los que se conocen. Gracias a Dios, a dia de hoy, existen mecanismos tecnologicos para mejorarla aunque la población está muy retrasada culturalmente para exigirla y para ponerse al frente en la toma de sus propias decisiones.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: