Skip navigation


DIOS ME PERDONARÁ: ES SU OFICIO. H. Heine

Hubo momentos en la historia en que príncipes y monarcas podían salir del palacio sin ser reconocidos por la población. De esta forma viajó Fernando, desde el Reino de Aragón, atravesando toda Castilla, hasta encontrarse con Isabel. Eran tiempos en los que se usaban los retratos y las epístolas para ensalzar las virtudes de los principales de señoríos y reinados.

Posteriormente, en el siglo XIX y principios del XX, los políticos hicieron uso de una rica oratoria para encandilar a las masas y dirigirse al auditorio mientras sus proclamas se reproducían en periódicos y fotos en blanco y negro. Hasta entonces, quienes ostentaban el poder lo podían ejercer con discreción y sin ser reconocidos. En la actualidad cuenta más el rostro y la celebridad que la competencia de los políticos. No estar en el candelero y emitir percepciones de la existencia constituye la ruina y la pérdida de confianza del partido.

De esta forma, quienes ocupan los primeros puestos de las listas electorales no siempre son los más capaces, sino los más populares y quienes, además, aportan la imagen que se necesita en el momento. Más importante que los programas electorales son las fotos de los elegibles que inundan las calles, el atuendo que visten o el rostro amable del sujeto. El resto se supedita a la visibilidad y a la elasticidad de la imagen del candidato.

Al contrario que hace un siglo, donde el ser capaces había que demostrarlo con ciertas virtudes cultas, en la actualidad se pueder ser mediocre y obstentar un poder inmenso sin antes haber demostrado cualidad alguna. Es más, los parlamentos autonómicos están llenos de auténticos modelos de la pasarela cuyo valor reside en la imagen que proyectan en televisiones o saraos. Poco importa lo que dicen o las contradicciones del discurso, porque lo que interesa es ser popular y reconocido por la gente. Y claro, así nos va.

2 Comments

  1. Bueno con el temita. Ayer antes de que empezara Hispania me puse a ver las preguntitas que se le hacian a la princesa del pueblo.

    El caso es que las hacia el pueblo pero luego eran trilladas por reporteros, para que solo se hicieran en directo las mas interesantes y logicamente, para que no se repitieran.

    El caso es que me quede en 2 preguntas (quiza hubo alguna que no vi porque estaba tambien en la cocina):

    – La primera algo asi como ¿Te metes coca?

    – La segunda algo asi como ¿Cual es tu posturita favorita en la cama?

    Y digan lo que digan de que no tiene porque ser referente de nada, hay tenemos un ejemplo de como llegar al “estrellato”, haciendose famosa y ganando 1,2 millones de euros al año siendo practicamente analfabeta y con el unico merito de haberse acostado con un torero y hacer publicas sus miserias.

  2. Igual que antes se “mejoraban” los retratos de futuros contrayentes, como el paso a Felipe II con María Tudor, y hoy se utiliza el Photoshop.
    Vivimos en un mundo en el que la imagen cuenta más que la capacidad.

    Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: