Skip navigation


HAZ POSIBLE LO PROBABLE. Anónimo

Siempre estuve a favor de la libertad de expresión. Por ella corrí por las calles y anhelándola defendí ideas de otros que no eran las mías. Pero lo que está ocurriendo ya no es una confrontación de ideas y tratamiento neutral de las noticias. Muchos medios de comunicación abusan de la libertad de prensa para tergiversar noticias, manipular opiniones o corromper a funcionarios en los juzgados. La competencia entre ellos es una guerra en la que la mentira es factible.

Los intereses comerciales y la manipulación que en ocasiones se dan responden a las necesidades de un capital ávido de beneficios económicos a los cuales supeditan la misión que los medios de comunicación tienen en la democracia. Son los nuevos coroneles con el ruido de sables ideológico donde el tratamiento de la noticia es manipulada en función de la orientación política del medio.

Estos caudillos de la tergiversación juegan al desgaste de gobiernos y aupan o hunden a políticos en función de sus intereses. Nada importa que el tratamiento de la noticia sea manipulado o que ésta se haya conseguido por medios indeseables. Lo importante es el impacto que produzca y el número de ventas. Poco se tiene en cuenta si con ello se lesionan intereses de terceros o si se ha contrastado correctamente con anterioridad. Lo trepidante del momento y la inmediatez de la noticia constituyen banderas inescusables para ondear, al gusto del sesgo político del medio, noticias que poco importa la forma en que se consiguieron y si responden a la realidad.

Con esta forma de hacer periodismo, la libertad de expresión está amenazada porque bajo su nombre la menosprecian y atentan contra la realidad, hasta el punto de que es habitual el proporcionar noticias comentadas y hasta opinadas, obviando que el receptor tiene que ser un ser crítico con la información. Libertad para engañar, para manipular, para ideologizar, no es la libertad que la manoseada, y para algunos, caduca Constitución reserva para este término. Bueno sería que la democracia se protegiera de estos foragidos que en su nombre atentan contra la honestidad y el respeto a las ideas.

2 Comments

  1. ¿El periodismo libre e independiente es rentable económicamente?
    Parece que la respuesta es no.

    Un saludo

  2. No quedan periodistas. Carlos Herrera y Luis del Olmo a lo sumo.

    Es lo que toca. Que verguenza que nos tuvieramos que enterar de la autoria de los atentados del 11M según la prensa francesa, inglesa o alemana.

    Yo conservo una esperanza. Internet es de todos y las noticias y corrientes de opinión están dando en las narices a los periodicos, encima, con información gratuita y desinteresada.

    Lo bueno es que Internet no van a poder controlarlo porque sería como ponerle puertas al campo. Quizás puedan tocar algunas páginas con muchas visitas, pero es un esfuerzo inútil. Al menos, de momento.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: