Skip navigation


LOS HOMBRES INTELIGENTES QUIEREN APRENDER. LOS DEMÁS ENSEÑAR. Anton Pavlovich Chekhov

Europa es cada vez más de derechas, o si se prefiere y utilizando el término en boga, fundamentalista. Bien lo saben los franceses desde los años 80 con el Frente Nacional de Le Pen, los alemanes con los Republikaners, los Belgas con el Vlaams Block y en estos días con la irrupción de le extrema derecha en la culta y civilizada Suecia. El fenómeno se repite en Holanda, Dinamarca y en Italia con la Liga Norte. La democrática Europa, después de tanto tratado de adhesión y unificación vota haciendo distinciones entre los nacidos aquí y los de afuera.

Europa ha hecho bien para el capital el mercadeo de su unificación, pero sus líderes se han preocupado poco por la integración de los foráneos. Los partidos políticos han estado más pendientes del rédito electoral que del bienestar de las personas y para hacerlo no han dudado en sacar a relucir el odio al extranjero, aunque también sea europeo, olvidando pronto el escándalo que se produjo cuando Haider, líder de la ultraderecha, llegó al poder en Austria. Entonces toda europa se escandalizó y se propusieron sanciones sobre este país.

Si algo explica la unificación europea es la barbarie producida por los fascismos español, italiano y alemán que generaron desolación y más de 60 millones de personas fallecidas. Una oleada de sin razón en la que los líderes populistas fueron aclamados y acamparon a sus anchas mientras realizaban tropelías por el bien del pueblo. Comenzaron censurando a los judíos, gitanos o a los homosexuales, para terminar deportándolos y exterminándolos. Alguno dirá que es exagerado semejar estos hechos a la Europa de hoy -y creo que es verdad- pero en la Francia de las libertades un líder populista ha deportado a ciudadanos gitanos europeos y en Italia, Berlusconi no se priva en sus citas xenófobas contra los homosexuales.

Mientras la comisaria europea Vivianne Reding censuraba a Sarkozy por sus actos al respecto, un ministro suyo le recordaba que nadie podía dar lecciones a la Francia inventora de los Derechos Humanos. Somos muchos los que estamos en desacuerdo con los subsidios a personas que viven de gorra, pero se da la paradoja de que no son sólo los gitanos rumanos quienes quizás lo hagan. Supongo que también habrá payos vividores y estafadores a la hacienda francesa. Mientras tanto, sería bueno que Sarkozy recordara que fueron franceses hartos de sus reyes luises soleados en Versalles, de abonar diezmos a la curia y de impuestos a la nobleza, quienes propiciaron la Revolución Francesa y más tarde la carta de los Derechos Humanos. Fueron, en cambio, líderes fundamentalistas y rancios como él quienes se saltaron constituciones y tratados en favor de una endogamia perversa.

One Comment

  1. Yo no tengo ni idea de lo que lleva a la gente a votar a un partido de extrema derecha.

    Si la crisis se ceba sobre todo con los pobres y los más débiles, no quiero ni imaginar que podría hacer un partido de extrema derecha en el poder.

    Yo pienso que hay algo de voto de castigo o voto irresponsable, donde yo mismo tengo que entonar mea culpa, porque yo mismo me he planteado votar a Belen Esteban y no es una idea que me parezca ni descabellada ni descartable.


One Trackback/Pingback

  1. By Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya on 07 Oct 2010 at 12:16 pm

    […] Actualizados : LA EUROPA RANCIA LA GENERACIÓN NI-NI. DEPORTE DE ESPOLETA RETARDADA ESTA VEZ SÍ. FILTRACIONES JUDICIALES […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: