Skip navigation

LA VEJEZ NO ES MALA SI CONSIDERA UNO LA ALTERNATIVA (M. Chevalier)

Estaría bien que un jurista explicara por qué en el artículo 199 de Código Penal o en el 396 de la L.O. del Poder Judicial o en el 53 del de la E.B. del Empleado Público o en 7.h. de la Ley 4/2010 para los Policías (Lo siento, pero no he sido capaz de encontrar más) se establecen términos parecidos a los que acontinuación se relatan sin que luego pase nada: “el que revelare secretos ajenos de los que tenga conocimiento por razón de su oficio o sus relaciones laborales, será castigado con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses” y “el profesional que, con incumplimiento de su obligación de sigilo y reserva divulgue los secretos de otra persona, será castigado con la pena de prisión de uno a cuatro años, multa de doce a veinticuatro meses e inhabilitación especial para dicha profesión por tiempo de dos a seis años”.

La impunidad con que se producen filtraciones a la prensa según el interés de las personas afectadas sobre secretos de sumarios, declaraciones de detenidos o sentencias redactadas pero no notificadas a las partes son de una gravedad alarmante y más cuando en muchas ocasiones provienen, para sonrojo de los jueces, del Tribunal Supremo o del Constitucional. De hecho, da la impresión de que algunos procedientos judiciales son alterados con informaciones parciales que pueden modificar su normal desarrollo.

No conozco ningún miembro de la judicatura que ante tales mordidas al procediemiento haya actuado sobre las posibles partes implicadas, que en las mayoría de los casos se circunscriben a aparatos del estado muy concretos de la administración pública. Se trata de infracciones graves a los que la judicatura no presta la atención suficiente y que crea desconfianza entre la población.

Luego vendrán diciendo que hay que tener confianza en la independencia del poder judicial o en la imparcialidad del estado de derecho. Lo cierto es que este tipo de actuaciones, siendo graves, son también reiterativas y que la judicatura las despacha con un “dejar hacer” asombroso, aún sabiendo que los filtradores lo realizan desde una posición de poder. Por otra parte, es llamativa la disculpa del anonimato aludida por algunos para no actuar. Faltaría más.

4 Comments

  1. Por que el problema es el de siempre ¿quien lo ha filtrado?

    La fuente de un periodista está sometida a secreto profesional. Este derecho comporta el derecho del periodista a no revelar toda la información, o la manera en que ha sido conseguida, para proteger a las fuentes, a sí mismo y a su ejercicio profesional. No significa únicamente que el periodista decida no publicar algunos datos sino que supone la posibilidad de ocultarlos si lo considera necesario.

    Tal deber profesional podrá ceder excepcionalmente en el supuesto de que conste fehacientemente que la fuente ha falseado de manera consciente la información o cuando el revelar la fuente sea el único medio para evitar un daño grave e inminente a las personas.

    Estos “excepcionalmente” se dan en pocos paises. En otros paises es incluso incondicional, como en Alemania o nuestra vecina Portugal. En otros paises está reconocido con pinzas, es decir, no se puede ejercer sobre organos jurisdiccionales.

    Hay otros paises donde no se reconoce en absoluto y no son “pseudodemocracias” ni nada por el estilo, como Francia, Reino Unido y algunos estados de Estados Unidos.

    Si continuas leyendo el 199 del Código Penal, en su apartado 2 te dice:
    “El profesional que, con incumplimiento de su obligación de sigilo o reserva, divulgue los secretos de otra persona, será castigado con la pena de prisión de uno a cuatro años, multa de doce a veinticuatro meses e inhabilitación especial para dicha profesión por tiempo de dos a seis años”

    • Pues hay que fastidiarse. Como bien dicen: hecha la ley, hecha la trampa.

  2. Supongo que será harto difícil averiguar el origen de la filtraciones (¿?) Además, dependiendo del protagonista de la noticia la filtración llega a un medio u otro.

    Un saludo

  3. Quizá por proceder de dichos puestos de poder es por lo que no se actúa. Vamos, no sé, pero digo yo que quizá sea una buena explicación. Éso, y que ésto es España.


One Trackback/Pingback

  1. By Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya on 24 Sep 2010 at 11:16 am

    […] Actualizados : FILTRACIONES JUDICIALES SON UNOS ARTISTAS: POR ESO COBRAN. DEFENDER LA FE A CAÑONAZOS UN POCO DE […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: