Skip navigation


EXISTE EL ÉXITO Y LA APARIENCIA DEL ÉXITO

El Sol saldrá a las 5,54h. y se pondrá a las 18,01h.

Con la constitución del estado Israelí, Jerusalén se encontraba en guerra abierta entre las milicias palestinas, que no aceptaban la resolución de las Naciones Unidas, y la población judía.

En invierno de 1948, Ben Gurión, sabía que de las tres ciudades mas importantes del nuevo estado, sólo Jafa o Tel Aviv (ambas en la costa) podrían ser cedidas al enemigo. Jerusalén, bajo la protección de las tropas británicas, y capital de los dos estados tenía que ser objeto de protección. La supervivencia de los 100.000 judíos que en ella vivían (gran parte de ellos supervivientes de los campos de concentración nazis) dependía de los casi 30 camiones diarios que a ella llegaban cargados de alimentos y municiones.

El objetivo del jefe árabe Abdel Kader, era estrangular la ciudad -con el apoyo de las naciones aliadas vecinas- cortando el suministro que llegaba de Tel Aviv. Los judíos hicieron inventario de alimentos, requisaron cisternas y racionaron combustible para que el generador que suministraba corriente eléctrica no dejara de funcionar. El control de la ciudad marcaba la soberanía de un estado sobre el otro y en la práctica la constitución del ambos Estados.

La carretera que unía ambas ciudades tenía en Bad el Ued su punto crítico. La Legión Arabe la cortaba constantemente entorpeciendo y bombardeando las columnas de abastecimiento. En ella se acumulaban amasijos de vehículos que no eran retirados y que hacía que los hebreos tuvieran grandes dificultades para traspasar.

La “Haganah”, se vio forzada a abandonar sus posiciones en defensa de la ciudad y en un acto de riesgo salir a campo abierto a proteger la carretera. Se le llamó la “Operación Nachshon” y su misión fue neutralizar una docena de pueblos que suministraban a Abdel Kaber los recursos suficientes para ejercer el control de la carretera. Se evitó el paso por Bad el Ued, mediante un pasillo alternativo entre las poblaciones palestinas tomadas. Este nuevo paso se le conoció como la “Ruta Birmania”. El hecho de que los judíos pudieran mantener esta carretera abierta propició la caída de Jerusalén a su favor y el fin del sitio de la ciudad.

Nota: Este texto me lo publicó en su día Javier en su blog Historias de la Historia y lo saco a la luz hoy porque sirve para entender algo del conflicto palestino-israelí. Por cierto, algún listillo en Taringa se ha apropiado del texto sin citar el blog donde se publicó por primera vez.

Anuncios

One Comment

  1. Lo cierto es que la historia de la ocupacion de Palestina por Israel, los continuos ataques a la población judia y como se ha gestionado el sionismo tanto por parte de Inglaterra como de EEUU pasando por la ONU deja bastante que desear.

    Yo pienso que el pueblo judio es un pueblo de “pupitas” porque llevan desde el s. I dispersados por el mundo como una minoria y en todos los paises han sido, de una forma u otra, atacados o discriminados.

    Esa simpatia de la que gozaban, precisamente por ser un pueblo maltratado, ha ido desapareciendo con los ataques a población civil, asesinatos selectivos, asentamientos ilegales en espacios palestinos y por todas las humillaciones a las que someten a sus vecinos, que tienen mucha razón al demandar las tierras ocupadas como de soberania propia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: