Skip navigation

CUANDO UNO ES JOVEN, LOS PENSAMIENTOS SE VUELVEN AMOR; CON LA EDAD, EL AMOR SE VUELVE PENSAMIENTOS. A. Einstein

El Sol saldrá a las 5,53 h. y se pondrá a las 18 h.

La historia de la Coca-cola comienza en el año 1900 como elixir milagroso que, entre otras cosas, contenía cocaína y alcohol. Su éxito radicó en que durante la 2ª guerra mundial fue admitido por el ejército de los EEUU como refresco oficial. De esta forma, comenzó su intenacionalización y la colonizacón del producto por todo el mundo. A ello se le unió el mito de su fórmula. Por lo demás, en la actualidad conocida: agua (34- 41%), azúcar refinado (48-58%), ácido fosfórica (16-20%), cafeína (0.92 a 1,27 g/onza) y el resto, cocaína, caramelo, glicerina, jugo de lima, aceites esenciales y extractos vegetales.

Lo cierto es que la bebida tiene muy poco de bueno, excepto que se puede dejar de consumir. No aporta ningún alimento al cuerpo, pues aparte del azúcar no contiene ni vitaminas, ni sales minerales asimilables (al contrario, se las roba al cuerpo) y ni por supuesto, propiedades terapeúticas. Su consumo hace estragos en la población en forma de caries dentales, descalcificación ósea, taquicardias, alteraciones digestivas (acidez, flatulencias, estreñimiento…), desequilibrios nerviosos o acné.

El ácido fosfórico de su composición es el causante de la merma de calcio en la dentadura y los huesos. Ello se debe a que al aumentar la acidez en la sangre, el organismo se ve obligado a neutralizarla usando las sales minerales del sistema óseo. Actúa, por tanto, como un potente desmineralizante que mediante su uso continuado termina con las piezas dentales.

Por suparte, la cafeína se encuentra dentro de las sustancias venenosas llamadas alcaloides, entre las que se encuentra la cocaína, la nicotina, y la teobromina, entre otros. Entre sus propiedades se encuentra la de disolverse tanto en medios acuosos como grasos, lo que le permite penetrar fácilmente en las principales células nerviosas, así como en todas las partes del organismo. Ante ello, el cuerpo reacciona tratando de elimir rápidamente dicho veneno dando la sensación de aumentar la actividad cerebral e inhibiendo la sensación de cansacio. Como consecuencia de estos esfuerzos, cuando la cafeína es eliminada, aparece una sensación de fatiga que algunos tratan de evitar consumiendo más cantidades, lo que ocasiona que el sistema nervioso “eche chispas”.

El gas carbónico, además de irritar las mucosas gástricas, facilita la absorción de la cafeína. Si además se le añade alcohol, se tendrá una sensación de euforia sin presentar sístomas de borrachera. En la práctica, “la cafeína estimula las neuronas camuflando el efecto depresor del alcohol sobre dichas células”, provocando un efecto perverso de placer y cansancio al mismo tiempo.

En realidad, la Coca-cola no es más que una pequeña muestra de cómo las autoridades sanitarias autorizan bebidas que afectan negativamente a la salud de los consumidores. Es fácil comprender que gran parte de su éxito se debe a unas campañas publicitarias inteligentes que han sabido sintonizar con los gustos del público, a pesar de ofrecer un producto dañino.

Para quien desee completar el post: REFLEXIONES

Anuncios

2 Comments

  1. Hi Aristides, fenómeno la belleza de blog yo cabalgo en esta Jungla de religiosos , futbolistas, periodistas frustrados que no saben resumir parecen rollos de papel confort las redacciones y WP se las publica.
    Por fin me encuentro con tu posada espectacular es justo el trago que quiero tomar “Educación”, “Enseñanza gratis para los jubilados”, y que además traes nostaligia de los recuerdos de mi infancia me acuerdo del spot publicitario con esa hermosa mujer, a mis 99 años y pico busco y busco posadas donde pasar la noche y me encuentro con este artículo en tu casa de reposo, que trae de todo lo que busca un bloguero viejo ahora sé porque soy adicto a la “Coca-Cola con hielo”, peor ahora le pongo Capel Mistralado (ex Pisco), antes solía ponerle ron a ese traguito.,…felicidades con tu blog saludos ,…sinBalas.

  2. Madre mia, sabia que la Coca-cola muy buena no era pero leyendo tu post me entran escalofrios.

    Bueno, aun me queda el buen vino para las comidas que, encima de que no es dañino de forma moderada, mejora incluso la salud.

    Encima, si te fijas, mucha publicidad va con dibujitos, como el “papa noel” lo que es un claro ejemplo de producto dirigido a niños.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: