Skip navigation


EL QUE QUIERA SER LIDER DEBE SER PUENTE. Proverbio galés

El Sol saldrá a las 5.55 h. y se pondrá a las 18.02 h.

Como continuación del post anterior, añado algunas cosas prácticas que aprendí en los viajes:

-Que el polvo ensucia y ayuda a aproximarse a la gente.
– A no olvidarme, porque es de justicia, de llevar caramelos sin azúcar para los niños y medicamentos (nosotros sólos no vamos a arreglar el mundo).
– A circular por carreteras en las que es mejor no parar bajo ningún concepto.
– Que la pasta tiene que ir contigo bien guardada y en diferentes sitios (de cajón; no lo sé).
– Que en 3/4 del planeta no sirve para nada la tarjeta de crédito y el teléfono móvil.
– Es mejor viajar con guía y conductor. (Son tu móvil y mapa de carreteras donde los haya).
– Es mejor que sea el guía quien pague las propinas y se encargue de la intendencia. A él es conveniente pagarle al final y no contradecir sus decisiones en público.
– Es importante mostrarse siempre seguro y convencido de las decisiones que se tomen con sentido común.
– La pasta abre muchas puertas en forma de propinas.
– Procurar no realizar regalos a personas cuyo importe luego no puedan devolver (la pobreza es una cosa y el orgullo es otra).
– Los mejores cambios de moneda son los que te hacen los propios empleados de los bancos o de los hoteles.
– Pedir el té hirviendo para desinfectar el agua y usar el mismo té para rebajar el sabor de la leche de cabra.
– El estreñimiento y las descomposiciones del estómago van emparejados y serán compañeros inseparables de viaje.
– En las arenas del desierto funcionan mejor los Land Rover (pesan menos) que los Pajero. Así mismo es conveniente asegurarse de que llevamos una bomba para llenar de aire las ruedas que deshinchemos (el resto se supone).
– Es importante alquilar vehículos con el tubo de escape alto (aseguro que llueve y que cuando lo hace se mete el agua por él) y con pocos componentes electrónicos (mejor ninguno).
– No aceptar cambios de monedas que no conozcamos y no tener prisa en las transacciones. Tú eres quien tiene la pasta y marcas el ritmo.
– Todo se negocia y exige su tiempo.
– Normalmente cuanto más caros, mejor son los hoteles; más segura será su caja de seguridad (mejor con dos llaves y dentro de la recepción del hotel).
– No dar el cante. No somos el Coronel Tapioca, ni ellos saben quién es. Así que mejor ser discretos.
– Cuando no se pueda contactar con la embajada es recomendable confiar en el director del hotel, pensión o como se le pueda denominar a algunos antros. Suelen tener buen criterio.
– Vacunarse con tiempo y llevar el teléfono de Sanidad Exterior porque los mosquitos pican y de cojo….
– Para acelerar los trámites no viene mal unos billetes olvidados entre las hojas del pasaporte o cuando se estrecha la mano.
– Cuando vayas a realizar tus necesidades mirar atrás. Nunca se sabe.
– En algunos lugares es recomendable dar la vuelta a los zapatos antes de calzarlos y vestir con camisetas de manga larga, pantalón hasta los tobillos y calcetines aunque haga mucho calor. Es simple prevención y sentido común.
– Aunque te creas acompañado, estás solo, y en algunos lugares no vales nada.
– Respetar tradiciones, costumbres y religiones sin criticarlas es acercarse a quien te acoge.
– Que en la calle hace mucho frío y el suelo es duro.
– Dar las gracias de corazón, estrechar la mano con pasión (en occidente no sabemos qué es eso) y sonreir mientras abrazas a quien te da lo que tiene.
– Son las mujeres quienes sostienen el mundo y normalmente lo hacen con muy poco.

Por último, todo se resume a seis cosas básicas sin las cuales no se puede salir de casa:

– Las llaves de casa (si no queremos molestar a un amigo o dormir en un hotel al regreso).
– Llevar el pasaparte con una caducidad superior a seis meses.
– Ir acompañado de un pañuelo. (Forma parte de paquete multiusos y sirve para todo).
– No olvidarse las gafas graduadas ni romperlas. (Las ópticas no abundan).
– Llevar pasta.
– Vacunarse adecuadamente.

Nota: En la foto aparecen el mejor chofer y guía con que he viajado regalando azucar después de un accidente.

Anuncios

One Comment

  1. Yo nunca he tenido agallas para viajar a cierto tipo de paises.

    Creo que un pais tiene que ofrecer algo de seguridad al viajero y no estar sujeto a la corrupcion y los mamonetes que hacen que las estancias en paises de ensueño se vuelvan experiencias desagradables para el viajero, como la chica a la que presuntamente le metieron unos cuantos kilos de cocaina en su maleta en su viaje de bodas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: