Skip navigation

EL HOMBRE MÁS PODEROSO ES EL QUE ES DUEÑO DE SÍ MISMO. Séneca

El Sol saldrá a las 5.57 h. y se pondrá a las 18.04 h.

Estos días están reunidos en Washington los jefes de Estado y de Gobierno de 47 países con intereses nucleares. Allí están tratando de regular el uso de las armas con explosivo atómico. Lo hacen como si este tipo de armamento se pudiera fabricar de un día para otro en el trastero de casa. Lo cierto es que fabricar una bomba nuclear exige de uranio enriquecido, el cual se tarda en fabricar y necesita de unas instalaciones que no pasan desapercibidas.

El verdadero riesgo, que además es real y causa inquietud a los gobiernos, es el de las “bombas sucias”. Éstas no son otra cosa que bombas convencionales mezcladas con material radioactivo. La propia desidia de estos gobiernos ha provocado que muchos residuos que pueden ser usados en la confección de este tipo de bombas, estén pululando sin control por el mundo. Es el caso de instrumental de uso médico, de deshechos de investigación física o biológica en reactores o por otra parte, de robos procedentes de plantas nucleares.

El Organismo Internacional de la Energía Atómica, tiene documentados 18 robos de uranio o plutonio refinados a niveles adecuados para usos militares desde 1993. De la misma manera que reconoce 390 desapariciones de material en el ámbito de la industria civil. Es conocido que en 1994, la Policía checa recuperó en un coche aparcado en las calles de Praga un cargamento de 2,7 kilogramos de uranio enriquecido al 87,7%, un grado de pureza equiparable al de las cabezas atómicas del Pentágono.

La ciudad de Londres ha tenido varias amenazas de atentado con este tipo de explosivo y la máxima preocupación de las autoridades de Sudáfrica durante el mundial de fútbol es el poder evitar el estallido de este tipo de artefactos. Los gobiernos son muy reticentes a reconocer la pérdida de elementos radiactivos que puedan servir de combustible, pero lo cierto es que hay muchas cargas nucleares descontroladas por el mundo que pueden ser adosadas a una bomba convencional y causar graves daños a la población. De hecho, en internet llama la atención la cantidad de páginas de origen gubernamental que explican cómo protegerse en caso de estallido.

Para saber cómo protegerse

Anuncios

One Comment

  1. Dicho esto, solo recordar que el combustible nuclear no tiene ni por asomo ese enriquecimiento y que para enriquecerlo, como dice en el articulo, hacen falta elementos que no se consiguen facilmente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: