Skip navigation


EL TRABAJO SIN PRISAS ES EL MEJOR DESCANSO PARA EL ORGANISMO de G. Marañón

Tengo envidia, no lo puedo evitar, de su Majestad el Rey, de su familia y de la logística que les acompaña. Hay quienes están levantando la voz para denunciar que no es muy democrático desconocer el uso que se da al dinero público que reciben (8.9 millones de euros al año, gastos del mantenimiento del patrimonio nacional aparte). El mantenerlo en secreto sólo ayuda a aumentar las suspicacias sobre las actitudes de quienes ejecutan el reparto y el destino de las partidas monetarias.

Permitir que estos gastos queden excluidos del control social, aduciendo que hay otros que tampoco lo declaran, como son los del CSIC o los de la financiación de los partidos políticos, es una forma de soslayar la necesidad de conocer en qué se gastan el dinero público.

Tampoco puedo evitar ser envidioso de los 48 días de vacaciones que esta Navidad -del 22 de Diciembre al 9 de Febreo- han tenido sus señorías los diputados, que unidas a las del mes de Julio que consideran inhábil y al mes de agosto que toman vacaciones, da una cifra importante de días de asueto. Lo peor es que de aquí a Junio sólo tienen fijados 45 días de sesiones, a las que muchos acudirán a leer el periódico y a votar lo que la voz de su amo les dicte. Así que no es de extrañar que, ante la falta de práctica, en ocasiones se confundan al pulsar los votones de votación.

Lo cierto es que no sé dónde está el problema, para que uno nos diga en qué se gasta los cuartos que sudamos los contribuyentes, y otros se pongan a trabajar como hace todo dios que tiene la suerte de hacerlo.

Anuncios

2 Comments

  1. La verdad es que la ley del embudo es lo que se estila lo estrecho para los contribuyentes y lo ancho para políticos,y gobernantes, pero claro quienes hacen las leyes son ellos y no nosotros ,no podemos decidir lo que cobran, por que no nos preguntan que pensamos,y dejan que le pongamos nosotros los sueldos por votación haber cuanto cobrarían,por que ellos son juan palomo ellos se lo guisan ellos se lo comen.

    Pero no recordemos que una democracia simplemente es la dictadura de la mayoría,para hacer lo que le parezca conveniente,aprobando lo ellos y decidiendo ellos, nosotros lo únicos que podemos hacer,es votar al que hay para poner a otro que lo hará peor,pero en fin esta montado así y por mucho que digamos,no creo que podamos decidir,si se merecen el sueldo que tienen o no,pero tendría que ser como las empresas que según como vaya y eso que cobraran, ya se espabilarían en ponerse de acuerdo para que cobraran.

  2. Pues yo te envidio a ti porque sólo sientes envidia y sinónimos. Por mi parte, lo que siento es odio, asco, rabia y decepción. No sólo a ellos, sino también a los que no hacemos nada para evitarlo.
    Asco de sociedad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: