Skip navigation


EL PODER ES COMO EL NOGAL: NO DEJA CRECER NADA BAJO SU SOMBRA de A. Gala

Uno, que lleva pantalón largo desde los doce años y que ya está un poco de vuelta de todo, se siente obligado a terciar en el tema de la subida del periodo de cotización de las pensiones; asunto recurrente, por otra parte, que siempre sale cuando las cuentas públicas no cuadran.

Quien esto suscribe se pregunta a quién beneficia esta medida y le llama la atención que quien más la apoya sean los empresarios y miembros de la banca. Cosa extraña si tenemos presente que dichos colectivos cuentan con recursos más que suficientes para no necesitar trabajar más. Sospecha uno que las cuentas de las entidades bancarias están sedientas de depósitos a largo plazo para sanear sus descalabros y claro, sembrar miedo es un buen medio para que cunda el temor y la gente suscriba planes de pensiones -en la actualidad representan el 7% de P.I.B. del país- en ellas.

El gobierno nos dice que si no se incrementa el periodo de cotización el saldo va a ser desfavorable y no se podrán pagar las pensiones. Resulta sorprendente, porque desde la creación del sistema -con excepción de los últimos 10 ó 15 años- siempre se han sufragado los déficit por medio de los presupuestos generales del estado. Lo anormal es que haya habido superhabit, que por otra parte no entiendo por qué lo tiene que haber.

Se propone que para cobrar la totalidad de la pensión se amplíe el número de años -en la actualidad 15- sobre los que se hace el cálculo y que se mantengan los 35 años mínimos de trabajo. Uno podría estar de acuerdo si no fuera porque sus señorías senadores y parlamentarios necesitan sólo 7 para cobrar el 80% y 11 para cobrar el 100%. Otra cosa son los señores ministros, a quienes con 2 años les es suficiente. Y como en este país se supone que todos somos iguales, el menda reclama lo mismo; eso sí, con educación y sin mala leche.

El gobierno nos dice que otros países ya lo han puesto en marcha. Y es verdad, con la matización de que, con la excepción de Holanda – que prevé terminar de ejecutarlo en el mismo tiempo que España- el resto de los países harán recaer el coste de la ampliación sobre varias generaciones, aumentando su horizonte en algunos casos hasta el 2049.

Llegado a este punto habrá que decir aquello de “Santa Rita, Rita: Lo que se da no se quita”; y a la OCDE y al gobierno, que no me quieran

Anuncios

One Comment

  1. Es cierto, la verdad es que no habia caido.

    Por otra parte, tampoco creo que deban apretar demasiado, aunque es necesario que se apriete ya que en el año 1921 se cobraban como mucho un par de años de jubilacion y hoy en dia, cualquier persona vive 80 o 90 años

    Si se cotiza, es por la esperanza de tener una pensión digna el día de mañana aunque muchos no se dan cuenta de que lo “ideal” es cotizar unicamente 15 años, por lo que el sistema favorece al sinverguenza que decida vivir en negro.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: