Skip navigation

LA FELICIDAD NO ES EL OBJETIVO DE NUESTRA VIDA, SINO LA CONSECUENCIA DE CÓMO VIVIMOS de D. Lostado

Andaba preocupado por no encontrar tiempo para acudir al Bulli y resulta que, quien dicen que es el mejor cocinero del mundo, se va a tomar su tiempecito -dos años- para pensar e investigar, en un intento de reinventar la cocina. Uno se pregunta qué nuevas sorpresas nos deparará este personaje tan mediático. Quienes han estado allí salen encantados, pero uno siempre tiene la duda de si no será el cuento del rey que se paseaba desnudo y todos decían ver lo que en realidad no veían.

Siento tener que esperar dos años para sentir qué contienen unos platos de los que se desconocen los ingredientes, al mismo tiempo que miras al cielo a ver si cae algo más que colme el apetito, acompañado de un alarde de magia en el que te aligeran el gusto y el bolsillo. Vamos, que la noticia ha caído como una desgracia entre los 8.000 comensales que, dicen las crónicas, se pasan por el restaurante.

No me extraña que el país entero esté preocupado ante tan enorme desgracia. Y uno, que en ocasiones es mal pensado, se teme que tanto ascetismo y vuelta a los clásicos nos traiga huevos fritos y chorizos de cerdo con pan negro para untar. Quienes allí acuden son libres de hacer con su cartera lo que les plazca y el cocinero catalán de salsear con su restaurante como Dios le de a entender. Lo que no comprendo es por qué tanto despliegue editorial por imbecilidad tan grande.

Ni Ferran Adriá es Obama, ni lo que haga después de dos años de duro cavilar nos va a cambiar la vida en nada. Asombra tanta cursilería y preocupación sin sentido, y si el famoso cocinero quiere reinventar los condumios, pues que lo haga, pero sin tanta tontería, que la riqueza gastronómica de estos lares siempre se hizo con escasez de recursos y apreturas en el bolsillo. Por lo tanto, si nuestras estrellas Michelín quieren darle a la física y a la química, perfecto; pero con humildad, que en las casas se come todos los días y nadie lo deja sin hacer por investigar.

Anuncios

4 Comments

  1. La verdad es que si tienes razón,que “LA IMPORTANCIA DE LAS COSAS NO ES LA QUE TIENEN, SINO LA QUE QUEREMOS DARLE NOSOTROS”,por eso nada es como lo vemos sino como lo sentimos,por lo que para uno es una tragedia ,para otro es un tropezón,por eso ni va a desaparecer el mundo,ni va a pasar nada ,por que dentro de dos años el bulli cierre,pues en un país 40 y muchos habitates un restaurante,de privilegiados,snob,gente que vive holgadamente o que tiene un interés primordial en la forma ,manera,gusto y presentación;eso es para gente que esta aburrida con sus vidas y la único alicientes es restregar por la cara “YO HE IDO AL BULLI”,por eso me parece que es un poco frívolo,dramatizar por eso por que drama es lo de HAITI las más 100.000,personas muertas,eso es un drama y lo demás son solo tonterías, o como se dice en catalán “simplerias”, de simple .

  2. Yo también pienso que hay que reinventarse y que de hecho lo estamos haciendo.

    A muchos nos está dando por cultivar nuestras propias hortalizas, no por nada en concreto, si no porque no recuerdo el sabor de un tomate o de un pimiento que tienen que sacar de la mata verde, para que también pueda llegar a Alemania.

    También acabaré haciendo mi propio pan, como el de antaño, que duraba una semana sin ponerse duro o que estaba mejor incluso de un día para otro.

    Tal y como afirmáis, el nivel y exito de la cocina mediterranea no viene de meter en nitrogeno liquido una tortilla, si no más bien de la calidad y excelencia de los productos de nuestra tierra.

    Esto, que algunos habiamos olvidado, ha vuelto a ponerse de moda con la agricultura ecológica.

    Para mi, no entrar en la rueda del capitalismo y del american way of life si me parece valiente y reinventarse. Lo demás, sólo es más de lo mismo.

  3. Ufff!!!Mi visión del fenómeno Adrià es completamente distinta. Creo que alguien que se diferencia ( para unos, bien y para otros, mal pero se convierte en único) hasta el punto de ser considerado el mejor cocinero del mundo ( y es grande ) merece atención mediática. También creo que es una de esas personas afortunadas en la vida que puede trabajar en lo que ama y que lo hace apasionadamente. Y, hay veces que cuando eso ocurre, lo que uno hace se convierte en arte.

    Si el precio de “la experiencia gastronómica” es muy, muy caro o muy, muy barato te lo diré el día que lo pruebe ;-). Tras la cata, el juicio. Es algo que precisa de una “prueba sensorial” para determinar si : no era para tanto, te has quedado con hambre, o has alucinado en colores con una espuma hidrogenizada a las mil hojas de colores de lo que sea…

    Y que conste que me encantan los huevos fritos con choricito…

    N.B. :Recomiendo la película ” Un día en El Bullí” (aunque sea por curiosidad…)

  4. Gracias a todos por vuestros comentarios y puntos de vista. Los acuerdos se cierran en torno a una buena mesa; así que ya sabéis, si os apetece, a escote, y aunque no sea en el Bulli….


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: