Skip navigation


EL CEREBRO SUPONE EL 2 POR CIENTO DE NUESTRO PESO, PERO CONSUME EL 20 POR CIENTO DEL OXÍGENO NECESARIO

Marcus E. Raichle

En este solar ibérico, en el que la porfía y la envidia son “deporte nacional”, tenemos a bien discutir por sucesos del pasado. Solemos mostramos convencidos de que la percepción que tenemos de las cosas ya ocurridas es la correcta. Nada más incierto. Sabemos que la memoria guarda mal los datos almacenados en su interior. Sirve para interpretar las impresiones que de orden general allí quedaron grabadas, pero es muy imprecisa en pormenores y detalles. Incluso altera las fuentes, influenciada por nuestras conviccines sobre lo ocurrido.

Los sucesos recordados son difíciles de expresar. Para ello utilizamos palabras y sensaciones, sirviéndonos de unos grafismos que son generalidades. Nunca podrán concretar exactamente lo recordado. La distorsión es evidente, acentuada porque la principal tarea del cerebro es la de predecir qué puede ocurrir con el fin de reaccionar ante ello. Así, vivimos con una imagen fabricada del mundo, y el trabajo de la conexiones neuronales es el que nos permite percibir y procesar la información que recibimos comparándola con la ya almacenada. De esta forma, el cerebro ofrece las respuestas que cree adecuadas.

Por lo tanto, no parece muy apropiado que en nombre de la espontaneidad y la llaneza nos creamos autorizados para hablar del pasado diciendo lo primero que se nos ocurra. La duda será nuestra única certeza, acompañada de la interrogación sobre lo sucedido. Si, a pesar de todo, la porfía existe, que sea con la esgrima de las palabras y sin morir en el intento, porque no hay cosa más estúpida que hacerlo por algo que no se sabe.

Anuncios

4 Comments

  1. Para mi la envida es como,la falta de ser mejores,de querer que le vaya al otro mal,par que este peor que nosotros,pero eso lo que demuestra que son personas que no piensan en querer ser mejores sino en conformarse viendo que al otro les vaya mal alguna vez para ser felices con ello.

    Por eso yo no soy envidioso,pienso que eso a mí no me hace feliz,prefiero pensar y buscar la manera ,de como ser un poco menos desgraciado cada día ,para llegar un día que diga,soy algo feliz.

    en cuanto a la memoria,es lo más traicionero que puede haber,pues cuando la necesitas no la encuentras y cuando la encuentras no la necesitas,a mi no me gusta mentir ni que me mienta,más que nada por que tengo muy mala memoria,y se me vería el plumero enseguida,por eso antes que mentir prefiero,hacerme el despistado o el sordo.

    Para hablar de la historia,y juzgar sobre ella primero se tiene que ser neutral,luego saber la historia por las dos partes y luego opinar.

    Por hay que saber que la historia la mayoría de las veces siempre esta escrita por los que han ganado.

    Sino mira los indios de norteamerica,que siempre los han puesto de malos y lo único que hacían era defender sus derechos,por eso la historia siempre es diferente si eres el ganador o el perdedor,no se ve igual.

    Esta es mi humilde opinión

    • Para mentir hay que ser muy inteligente, para que no los demás no lo noten o te pillen en renuncio.

      Un saludo

  2. Veo que hoy tocas un asunto muy delicado y espinoso ya que se está creando un verdadero debate sobre la prueba de “testigo” en causa judicial en relación a los hechos que mencionas.

    Precisamente los testigos victimas de delitos violentos olvidan cosas e inclusos aquellos que la recuerdan están absolutamente convencidos de ciertos detalles que son inciertos.

    Resulta que existen varias personas que han sido condenadas por delitos graves porque los testigos los reconocian sin duda alguna en ruedas de reconocimiento hasta que alguno ha conseguido demostrar su propia inocencia, con dosis de paciencia, ingenio e incluso algo de labor propiamente policial.

    Es preferible en derecho dejar libre a un culpable antes que condenar a un inocente, de ahi el principio “in dubio pro reo” (En caso de duda se resuelve a favor del reo).

    El problema es que si tampoco se consideran válidas las pruebas testificales, que pueden ser incluso de testigos directos policiales, apaga y vamonos, porque estaría todo el mundo en la calle.

    Si tampoco se pueden usar camaras de videos o su uso está muy limitado, apaga y vamonos.

  3. No creí que pudiera tener tanta trascendencia.
    Gracias por tu punto de vista.
    Es un placer.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: