Skip navigation

He puesto un cirio a Dios y a sus pies un flagelo. Mientras la vela arde iluminando la alambrada, algunos ilegalizan partidos porque no condenan la violencia de ETA. Son los mismos que no reprobaron los GAL de Felipe González o la guerra de Irak de Aznar. Ellos, con D.Juan Carlos a la cabeza, visitan China o el Reino de Marruecos sin exigir a sus dirigentes que censuren las arbitrariedades contra los habitantes del Tibet o del Pueblo Saharaui.

La justicia es ciega, pero no tonta y sabe inclinar la balanza a favor de esa Iglesia colaboracionista del régimen de Franco, incluso se sonríe cuando monseñor Cañizares manifiesta que constituyen menos delito los abusos sexuales que abortar. No logro imaginarme el sufrimiento de un cigoto, pero sí el de una mujer violada, ultrajada y en muchos casos asesinada.

Amnistía Internacional denuncia torturas en España, pero los magistrados hace tiempo que cambiaron la túnica blanca de la justicia por la toga negra de la ley. En el País Vasco ilegalizan editoriales que pasados casi dos lustros absuelven, sin importarles los daños económicos a los trabajadores y al periódico.

El cohecho, la complicidad, la violencia de estado, la malversación de fondos (que eso es el utilizar los bienes públicos en beneficio propio)han formado parte de nuestro paisaje político, acentuado por la desproporción de su vida opulenta en comparación con la del pueblo llano.

Por eso ruego e imploro para que a estos que nadie puede juzgar los condene Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: