Skip navigation

Muero por ti amigo cada vez que pasas a mi lado y no me ves. No me sientes a tu lado a pesar que todos los días me pongo junto a ti y te grito. Te miro y me asomo a tu mundo y sigo tu mirada a ver si tus ojos se fijan en mi.

Por la mañana cuando me levanto, aunque tu no me ves, yo estoy asomado en tu misma ventana, mirando al mundo desde el mismo lugar que tu. Cuando vuelvo del trabajo, pienso en ti, en si me habrás leido, en si habrás dejado un comentario. Corro al teclado y fijo mi mirada en esos comentarios que nunca hiciste y siempre me imaginé agradecidos y sinceros.

Somos compañeros en la misma esperando. Compartimos aficiones y somos multitud. Por eso no me conoces. Por eso, si has llegado hasta aqui, no te importará que te guie como a los niños cuando empiezan a caminar.

Amigo, es fácil, coge el puntero, entra en comentarios y dime “Hola, jodido internaúta, aquí tienes mi bitácora. Visítame porque me interesa tu presencia en mi mundo”.

Fácil

Anuncios

One Comment

  1. Hola, aunque parezca que muchas veces los mensajes que escribimos no van a llegar a ninguna parte, no es así. La casualidad hará que lo que escribas lo pueda leer alguien a miles de kilómetros y le pueda ser de ayuda.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: